Carta a mi suegra

36.jpg

Querida suegra, querida amiga, querida Anita:




En todo este tiempo que nos tocó compartir esta vida, yo no me puedo quejar y estoy seguro Anita que usted tampoco.

Recorrimos un buen trozo de nuestras vidas juntos, y lo hicimos en el respeto y en el cariño, una combinación ideal para convivir y disfrutar la buena vida. No tenemos deudas y estamos en Paz.



Tal vez nos faltó conversar más. Eso sí que cada vez que lo hicimos fueron conversaciones profundas, esas en las que nos mostramos como seres humanos, en nuestros aciertos y en nuestras faltas.



No sé donde usted estará en estos instantes, sólo puedo imaginar que no esta sola y que había una persona muy querida por todos - y amada infinitamente por usted - que la estaba esperando ansioso de volverla a abrazar.


Por favor dele un abrazo de mi parte, dígale a Mario que siempre lo recordamos con alegría, aunque a veces lo hagamos llorando.


Dígale que el saber que ahora están juntos es lo único que nos hace aceptar que usted querida Anita, no esté con nosotros.


Descanse en la paz, usted ya hizo la gran tarea de la vida y si siente que algo le faltó, no se preocupe, para eso está el amor, el perdón y  la gratitud.



Llévese todos los aprendizajes que tuvo en esta vida y de cuando en cuando compártalos con nosotros en nuestras oraciones. Estaremos atentos cuando visite nuestras almas.



Estoy muy emocionado, mi alma está llorando por usted y por quienes están aquí presentes. Nos tendremos que conformar y aceptar su partida


Hoy yo podría haberle dado la sorpresa de haber estado junto a usted y a la familia en este mismo momento... y no se pudo. Fue una larga historia el intentar venirme, ya se la contaré alguna vez  cuando nos encontremos de nuevo. La vida no se termina, sólo cambia de lugar.


La voy a extrañar suegra querida. No nos deje nunca, recuérdele siempre a sus hijos cuánto los ama, oriente a sus nietos para que reciban su sabiduría, ayúdenos en nuestras conversaciones para que la unión y la paz se consoliden. Yo me comprometo a colaborarle en esa tarea.



Un abrazo eterno para usted, me siento honrado y orgulloso de ser su yerno.


Jorge Olalla


Los Angeles, USA, 30 de Septiembre

Anita Ferreira Contreras que en paz descanses.

|

Comentarios

Woah! I'm really digging the template/theme of this website. It's simple, yet effective. A lot of times it's hard to get that "perfect balance" between usability and visual appeal. I must say that you've done a excellent job with this. Additionally, the blog loads super quick for me on Opera. Exceptional Blog!
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar
oyv3112